Ocho consejos para elegir el color más adecuado para tu hogar - Wearthome
21630
post-template-default,single,single-post,postid-21630,single-format-standard,qode-social-login-1.0.2,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.6,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Ocho consejos para elegir el color más adecuado para tu hogar

Ocho consejos para elegir el color más adecuado para tu hogar

El color que elegimos para nuestro hogar puede incluso tener un efecto directo en el valor percibido de nuestra vivienda. Según un informe, las casas donde los propietarios habían pintado todas las habitaciones del blanco alcanzaban un precio de venta más bajo que las casas donde se usaba el color.

Sin embargo, muchos tenemos miedo de usar el color y nos enfrentamos a un verdadero problema cuando se trata de elegir el tono correcto para nuestros hogares. Tenemos miedo de equivocarnos y de que el color nos grite cada vez que entramos en una habitación.

Por eso a continuación te damos 8 consejos para que puedas elegir el color perfecto para tu vivienda.

1. Capas

El secreto para hacerlo bien es la estratificación. Es decir, debes comenzar con un fondo neutro en las paredes y desarrollar el color con cuidado agregando colores más atrevidos a través de accesorios y arte. Esto no significa que tengas que pintar las paredes de un tono suave y aburrido. Existe una versión neutral de prácticamente cualquier color: los grises, los caramelos, los tonos arenosos… todos ellos funcionan en cualquier versión desde claro a oscuro como un fondo neutro que puede combinar con cualquier otro color de acento.

2. Colores Oscuros

No tengas miedo de usar colores oscuros. No siempre pintar una habitación de un color oscurecido la hará parecer pequeña. En realidad puede tener el efecto contrario. El truco es elegir la versión tiza del color elegido. Como hemos comentado en el primer punto, los tonos realmente oscuros pueden caer en la categoría de neutros, y por lo tanto crear un entorno perfecto para agregar piezas de arte u otros accesorios.

3. Piensa en cómo usarás el espacio

Antes de comenzar a pensar en los colores, pregúntate cómo lo vas a utilizar y cómo quieres sentirte en cada espacio. Por ejemplo, no es lo mismo el ambiente que se espera que haya en una cocina que en un dormitorio. Las cocinas son un entorno más bien vibrante, fresco y acogedor, por lo que es más conveniente elegir colores más brillantes con contenido de amarillo por ejemplo. Por el contrario en tu dormitorio necesitas crear un ambiente tranquilo. Los colores más suaves que crean una sensación de tranquilidad son una excelente opción, o incluso en este caso podríamos considerar un color oscuro y caprichoso para crear un efecto de “refugio”.

4. Prueba antes de pintar

Para seleccionar el color perfecto es conveniente hacer una prueba con los colores que más te hayan gustado y de esta manera poder compararlos. Una vez que hayas reducido tu selección a tres o cuatro colores, compra un bote de cada uno de ellos. En lugar de pintar directamente en la pared, es preferible pintar sobre una pieza grande o tablero, de esta manera podrás llevarlo por toda la habitación probando el color en diferentes condiciones de luz.

5. Mantente alejado de las tendencias

Nunca selecciones un color basado en una tendencia o moda ya que puede resultar anticuado en poco tiempo. Las redes sociales son una maravillosa fuente de inspiración, pero están muy orientados a la tendencia. Por ejemplo, si estás viendo que muchos entornos se pintan de verde, es un buen indicativo de que está muy de moda en este momento y, por lo tanto, es probable que pronto deje de estarlo. Aunque es relativamente fácil volver a pintar las paredes, seguro que no es algo que quieras hacer todos los años. Por eso, si has tenido un flechazo con un color de tendencia, introdúcelo con accesorios y elementos que puedan reemplazarse fácilmente y elige una pintura de pared complementaria que sea más atemporal.

6. Usa el arte como fuente de inspiración

Si comienzas desde cero, debes elegir primero alguno de los elementos principales de la habitación, como un sofá o cortinas, para obtener ideas de colores. Si necesitas algo de inspiración; un buen lugar para comenzar es partir de una obra de arte que planeas colgar en esa habitación. Esta es una buena manera de generar una paleta de colores adecuada y garantizar un aspecto totalmente coherente.

7. Trabaja con lo que tienes

Saber el color del que te gustaría pintar una habitación es un excelente primer paso, pero elegir el tono final debe ser una de las últimas cosas que hagas. Si es una habitación existente, tómate un tiempo para hacer un inventario de todas las características y elementos permanentes, como el color del suelo o las cortinas. Piensa en las telas de tapicería y cualquier obra de arte que tengas. El color de la pared tendrá que funcionar con estos elementos, de lo contrario terminarás con una habitación donde parecerá que todo está fuera de lugar.

8. Piensa en tu hogar como en un todo

Uno de los errores más grandes que las personas cometen cuando pintan sus casas es no considerar las habitaciones adyacentes y cómo funciona la casa en su totalidad. Los colores en tu hogar, especialmente si están en una misma planta, deben tener una paleta cohesiva y deben complementarse entre sí. Reúne las muestras de cada habitación y asegúrate de que todas se complementen entre sí.

¡Compártelo!

No Comments

Post a Comment

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar